El sueño es un taller de reparación y dormir poco deteriora la salud y acelera la mortalidad

Los expertos recuerdan la importancia de la vitamina D y de llevar una alimentación que cuide la microbiota

Dormir poco puede generar diabetes, deteriorar el sistema nervioso y cognitivo y hasta elevar el riesgo de mortalidad de la persona. Esta es una de las principales conclusiones extraídas del XV Congreso de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL), que se ha venido celebrando desde el jueves hasta el sábado en Sevilla.

Uno de los expertos que ha participado, el doctor Juan Antonio Madrid, catedrático de Fisiología, ha sido categórico al presentar datos estadísticos que demuestran que las personas que duermen menos de 6 horas diarias son el 15 % de la población y tienen mayores niveles de mortalidad que quienes duermen entre 7 y 8 horas, que suponen el 75 % de los estudiados. También dormir mucho, más de 9 horas diarias, sube el riesgo de muerte según los datos del estudio elaborado por el Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia (UMU), dirigido por Juan Antonio Madrid. En el proyecto han participado una decena de universidades y centros españoles, que han analizado el grado de envejecimiento biológico de 3.000 pacientes de más de 65 años a partir de un estudio de sus ritmos naturales.

El catedrático de Fisiología expuso en el congreso de la SEMAL que la organización horaria de los países no ayuda al descanso, y destacó que el horario que tenemos en España es diferente en una hora respecto a Portugal a pesar de tener casi los mismos momentos de sol, algo que no ayuda a la coordinación con la luz y la oscuridad para favorecer el sueño. Este hecho, sumado a los hábitos de ocio, los trabajos por turnos y los trastornos de ritmos naturales hacen que la calidad del sueño no sea buena y la salud se resienta con una piel que tendrá peor aspecto, una peor ejecución cognitiva y una salud mental más deteriorada, además de acelerarse el envejecimiento prematuro. Frente a todo esto, el estudio demuestra que las personas que duermen bien gozan de buena salud.

En esta línea, el experto apostó por la siesta y recordó que el sueño nocturno actúa como un taller de reparación, por lo que alertó del abuso del café, hacer ejercicio antes de dormir, tomar alcohol en exceso o tener a la vista el reloj cuando se descansa, factores, todos estos, que pueden ser perjudiciales.

También recordó que cada organismo es distinto, y que hay personas «vespertinas», que tienden a despertarse tarde, se levantan con poco ánimo, mal humor y sin apetito ni ganas de hablar., mientras por la tarde y noche están en su momento óptimo; por el contrario, otras personas, los «matutinos», prefieren levantarse pronto, tienen apetito al despertarse y les gusta trabajar por la mañana. Son distintos perfiles en los que influyen los hábitos familiares, culturales y sociales, pero existe un sustrato biológico.

MINDFULLNESS

Otro de los aspectos destacados en las sesiones ha sido la importancia del Mindfulless para vivir con plenitud y aceptar el momento a partir de la conciencia plena y de una reconciliación con el pasado. El profesor Vicente Simón expuso las ventajas de esta técnica para los enfermos de cáncer, ya que los ayuda a lograr la aceptación y la reconciliación con experiencias anteriores. Según expuso Simón, el Mindfullness promueve la concentración en el momento presente y la conciencia de que todo está bien. La doctora Odile Fernández aportó a este tipo de pacientes algunas recomendaciones de alimentación que son fruto de sus investigaciones y experiencias, como evitar alimentos ricos en almidón, al estilo de la patata, así como los embutidos, salazones y, sobre todo, carnes rojas, por lo que apostó por una dieta vegetariana. La experta también recordó los beneficios de la lactancia materna y la ingesta del ajo y la cúrcuma.

SUPLEMENTOS Y VITAMINA D

Otro de los aspectos destacados en el XV Congreso ha sido la importancia del descanso, de hacer ejercicio y de tomar suplementos con Omega 3 y vitamina E. También las vitaminas del grupo B son importantes.

Otra de las vitaminas de las que se recordó su importancia fue la D, hasta el punto de llegar a afirmarse que con una suplementación en otoño en 1000 unidades internacionales de vitamina D (50-75 microgramos) de vitamina D el Estado reduciría en un 17 % en gasto sanitario porque mejoraría considerablemente el estado de salud de los ciudadanos.

El profesor José Naranjo resaltó que el ejercicio físico es clave para aumentar la masa muscular y que nunca es tarde para empezar. Sí dejó claro que éste debe ser progresivo. José Viñas explicó, por su parte, que están investigando un tratamiento contra el Alzheimer que está funcionando muy bien, pero está en fase experimental y aún no se ha probado en personas. Sí recordó que dos copitas diarias de vino aumentan la expresión de los genes y ayudan a prevenir el cáncer.

Otra de las novedades del congreso ha sido el avance que está experimentando la farmacogenómica, hasta el punto de que se tiende a estudiar cada paciente y administrarles las dosis de medicamento que necesiten en función de la velocidad de metabolización de cada uno.

El doctor Ignacio Lao destacó la importancia de cuidarnos no sólo para nosotros mismos y nuestra salud, sino también porque mejoramos la de nuestros descendientes, hijos y nietos, por lo que apeló a un mayor cuidado de la dieta y de la adopción de hábitos saludables.

También se resaltó la importancia de cuidar la microbiota, los pequeños microorganismos de nuestros intestinos. Las personas con obesidad y diabetes tienen su microbiota alterada, los expertos aconsejaron su cuidado y que al menos una comida se oriente a protegerla con la ingesta de fibra, poco azúcar, pocos hidratos de carbono y mucha fruta.

Estas han sido las principales conclusiones que a lo largo de las sesiones han ido exponiendo científicos e investigadores. Todos ellos han recordado la importancia de la prevención y de llevar unas pautas de vida saludable al considerarse que el 75 % de la longevidad depende del estilo de vida y sólo un 25 % de la genética, por lo que consideran que es importante trasladar a la población hábitos de vida saludable para disfrutar de más salud durante más años.

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies