Viernes, 08 Octubre 2021 09:33

Recomendaciones de SEMAL para conciliar el sueño y descansar

Fuente: www.mundodeportivo.com

El sueño es un período fisiológico de reposo que permite al cuerpo y a la mente descansar y restablecerse. En este proceso, empleamos un tercio de su existencia y es una de las actividades que más repite a lo largo de ésta, día a día, noche tras noche, explica la Sociedad Española de Medicina, Antienvejecimiento y Longevidad.

Descansar mal tienen consecuencias para nuestra salud. Es lo que se conoce como trastornos del sueño. Entre los más comunes, la apnea o el insomnio. Si estos se prolongan durante muchos meses y no se tratan adecuadamente, podemos tener problemas severos.

Dieta y otros pequeños ajustes

Nuestros comportamientos durante el día, y especialmente antes de acostarse, pueden tener un impacto importante en su sueño: pueden promover un sueño saludable o contribuir al insomnio.

La dieta influye. También lo hacen los medicamentos que tomamos. Aunque no lo parezca, cómo programamos los días y cómo elegimos pasar sus noches, pueden afectar significativamente su calidad de sueño.

Desde la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (AASM), explican que incluso unos pequeños ajustes pueden, en algunos casos, significar la diferencia entre un sueño profundo y una noche inquieta.

¿Qué es la higiene del sueño?

La higiene del sueño se refiere a una serie de hábitos de sueño saludables que pueden mejorar su capacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido. Estos hábitos pueden ayudar a mejorar la salud del sueño.

Si tenemos dificultad para dormir o queremos mejorar nuestro sueño, desde la AASM recomiendan seguir estos hábitos de sueño saludables o buscar ayudar de un especialista, si no mejoramos.

Consejos rápidos para dormir

1. Mantener un horario de sueño constante. Levantarnos a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana o durante las vacaciones.

2. Establecer una hora para acostarse lo suficientemente temprano para que pueda dormir al menos 7-8 horas.

3. No irnos a la cama a menos que tenga sueño.

4. Si han pasado 20 minutos, levantémonos de la cama y hacer alguna actividad tranquila sin exposición a la luz. Nada de dispositivos electrónicos.

5. Establecer una rutina relajante a la hora de acostarse.

6. La cama, solo para dormir y tener relaciones sexuales.

7. Hacer de nuestro dormitorio un lugar tranquilo y relajante.

8. Apague los dispositivos electrónicos al menos 30 minutos antes de acostarse.

9. Nada de comidas pesadas antes de dormir.

10. Hacer ejercicio con regularidad y mantenga una dieta saludable.

11. Evitar consumir cafeína por la tarde o por la noche.

Modificado por última vez en Viernes, 08 Octubre 2021 09:40
Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies