Viernes, 17 Febrero 2017 00:00

8 trucos para evitar el envejecimiento prematuro

Una vez más, llevar una dieta saludable y protegerse del sol son factores decisivos

Los 25 marcan la línea roja. El cuarto de siglo es la edad a la que la piel empieza a mostrar síntomas de envejecimiento, desde las líneas de expresión hasta la pérdida de volumen y elasticidad. Parte de las causas de estos problemas no se pueden evitar porque son de origen genético, pero sí que hay factores sobre los que se puede actuar.  

8 CONSEJOS PARA EVITAR EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO

Protegerte del sol. Nuestra estrella es la causante de que aparezcan en la piel manchas y arrugas a edades tempranas. Por ello es recomendable, al margen de la estación del año que sea, usar siempre cremas y maquillajes con protección solar.

Cuidar tu piel a diario con cremas. Hidratar la piel con cremas, ya sea la del rostro o la del resto del cuerpo, debe ser una rutina de cuidado diario. Se recomienda también hacer limpiezas periódicas de la piel.

Hidratarte también por dentro. Pero no sólo de cremas vive el hombre, también es fundamental beber agua.

Dormir las horas suficientes. Parece ser que los consejos que dan las modelos se confirman: además de beber mucha agua, para evitar el envejecimiento prematuro se recomienda descansar las horas suficientes. Además, eso de dormir entre 7 y 8 horas diarias fortalece el sistema inmunitario y mejora el aspecto de la piel. 

Llevar una dieta variada, equilibrada y sana. Frutas, verduras, proteínas y frutos secos deberían poblar nuestras comidas. Básicamente seguir esa dieta mediterránea de la que tanto hablamos y de la que a veces nos olvidamos, y que ayuda a lucir joven por fuera, pero también a estarlo por dentro.

Realizar ejercicio físico de forma regular. Si uno de tus propósitos de año nuevo va a ser comenzar a hacer deporte, ten en cuenta que una de sus múltiples ventajas y beneficios es la evitar que cuando tengamos 30 aparentemos 10 años más. 

Evitar el tabaco. Todavía estamos esperando a que alguien descubra algún beneficio para la salud del tabaco, pero de momento sigue sin tener sentido fumar. La nicotina y los productos químicos que contienen los cigarrillos aumentan los radicales libres dañinos para la piel, y por otra, fumar aumenta las arrugas en el contorno de los labios.

Evitar las situaciones de estrés crónicas. Aunque la Navidad puede traer de cabeza a más de uno, hay que evitar las situaciones de tensión. De forma puntual el estrés puede ser bueno porque nos activa, pero mantenerlo en el tiempo es malo tanto para la salud porque causa enfermedades crónicas, como para tu piel. El ejercicio físico, el yoga o la meditación te pueden ayudar a canalizarlo.

 

Fuente: Mujer Hoy

Modificado por última vez en Jueves, 22 Febrero 2018 10:09
Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies