Terapia con huevos de helminto en la esclerosis múltiple

Un estudio piloto muestra que su aplicación es segura y que reduce el número de lesiones captadoras de gadolinio.

La hipótesis de la higiene postula que el entorno bajo en carga microbiana, característico de los países desarrollados, desregula el sistema inmunitario e incrementa la susceptibilidad de sufrir enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple (EM). Por otro lado, es conocido desde hace tiempo que los helmintos tienen capacidad inmunomodulatoria. Neurólogos norteamericanos han llevado a cabo un estudio de eficacia y seguridad (HINT-2) en el que administraron oralmente cada dos semanas 2,500 huevos de tricocéfalo (Trichuris suis) a pacientes recientemente diagnosticados con EM remitente / recidivante que no habían recibido ningún tratamiento previo. La comparación del número de lesiones detectables por resonancia magnética entre los 5 meses anteriores al tratamiento y los 5 meses durante los que se siguió el tratamiento mostró una reducción relativa del 34%.

 

El tratamiento se asoció a un incremento de linfocitos T regulatorios y a una reducción en la expresión del gen pellino E3 ubiquitin proteina ligasa 1 (pelli 1). Los modelos experimentales de encefalomielitis autoinmune revelan que pelli 1 es uno de los principales activadores de la microglia, lo que sugiere que pelli 1 puede constituir una diana terapéutica en la EM. Aunque la reducción en el número de lesiones en este estudio fue moderada, los resultados indican que esta terapia merece ser investigada en mayor profundidad en futuros ensayos clínicos.

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies