Los expertos alertan del incremento de la toxicidad ambiental y los metales pesados en una sociedad hipermedicada

Proponen mejores hábitos de vida, luchar contra el estrés, uso de la Melatonina para sincronizar el reloj biológico, mejorar la calidad del sueño y como protector mitocondrial

La sociedad necesita replantearse sus hábitos de vida, lo que comemos y lo que respiramos. Esta es una de las principales conclusiones del XVIII Congreso Internacional que ha organizado la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad en Sevilla.

Más de 350 expertos en las distintas disciplinas del Antienvejecimiento de todo el mundo, que engloba a científicos, investigadores, y médicos de diferentes especialidades, han analizado las últimas investigaciones para mejorar la calidad de vida y aumentar la longevidad. La principal conclusión a la que se ha llegado aboga por mejorar nuestros hábitos y, sobre todo, por frenar el incremento de la toxicidad ambiental y la contaminación tanto en los alimentos como la producida por las nuevas tecnologías, aparatos electrónicos, radiaciones, 5G. etc.

Durante el congreso se han expuesto estudios que alertan de la creciente contaminación de los ciudadanos de Barcelona, Madrid y otras grandes ciudades, y han dejado en evidencia que España tiene unos niveles excesivo de metales pesados, y de diversos contaminantes, como teflón, aluminio, tributilestaño, etc. El incremento del arsénico, mercurio, plomo o cadmio en el ambiente alteran los neurotransmisores y las hormonas, uniéndose esto a la mala calidad del aire por el exceso de contaminación. Estas circunstancias, sumadas a los malos hábitos alimentarios, está disparando los casos de cáncer y de enfermedades degenerativas respecto a los años 60 y 70.

La SEMAL hace un llamamiento a tomar medidas para evitar la cronicidad de esta situación, que también, como ejemplo, está afectando a la testosterona hasta el punto de que España cuenta en la actualidad con más de 300 centros de Fecundación in Vitro, al haber decaído en toda Europa de manera alarmante la calidad del semen.

Otros estudios aportados revelan que los niños no tienen los niveles adecuados de ácidos grasos, estado muy por debajo, una circunstancia que propicia que surjan alteraciones como el autismo y el TDA.

En otro orden de cosas, destacar que los científicos están viendo la diabetes como una enfermedad degenerativa más que metabólica (el trastorno metabólico sería la consecuencia), por su similitud con la patogenia del Alzheimer.

El presidente de la SEMAL, el cirujano José Serres, ha puesto de manifiesto el incremento de las alergias y de las intolerancias alimentarias, por lo que se recomienda llevar una vida con hábitos saludables “que protejan nuestra salud”. También se destaca la prevención del envejecimiento con el ejercicio: Lo importante es combinar ejercicio aeróbico con ejercicio de fuerza. En resumen: La práctica del ejercicio aumenta los niveles de proteínas antienvejecimiento.

También en el congreso se destacó la necesidad de alertar del uso excesivo de los móviles y la tecnología por parte de los adolescentes, que están expuestos a la luz azul de estas pantallas, hasta minutos antes de dormir, algo que hace que su sueño no tenga tanta calidad porque se alteran los ritmos circadianos produciéndose desincronización. Todo ello perjudica a su rendimiento escolar y propicia la conflictividad.

SOCIEDAD HIPERMEDICADA

El presidente del Comité Científico, Antonio Ayala, ha destacado que “durante el congreso se ha puesto de manifiesto que vivimos en una sociedad hipermedicada, donde es necesario ver la alimentación que lleva cada persona para ajustar las recomendaciones y prescripciones a cada caso. Es fundamental comprobar su microbiota, la toxicidad de metales o los niveles de fosfolípidos, entre otros aspectos, para establecer unas recomendaciones más ajustadas y no tomar medicamentos en exceso”.

Durante el congreso se han derribado dos mitos a través de estudios exhaustivos: las grasas saturadas son positivas, al igual que lo es la leche materna, que en cerca de su 50 % contiene este tipo de grasas; y el café también es bueno incluso para personas que han tenido problemas de corazón. De hecho, el máximo recomendable cada día está en 10 tazas, mientras que entre 3 y 5 tazas es una dosis cardioprotectora y se considera un consumo moderado.

Ante la situación de estrés que en general padece la población, los expertos recomiendan tomar adaptógenos que frenan la fatiga y el trastorno mental, además de aumentar la adaptabilidad a las situaciones. También de la importancia de tener en cuenta la farmacogenética, así los polimorfismos genéticos nos indicaran si los pacientes son metabolizadores lentos o rápidos,

Los ponentes apostaron, una vez más, por la medicina regenerativa para reparar aquellos tejidos y órganos que padezcan daños y ayuden a conservar los pacientes con la mayor calidad de vida, algo que, a fin de cuentas, es el reto de la medicina Antienvejecimiento.

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies