Tuesday, 06 October 2015 11:27

La SEMAL alerta de la importancia de adoptar medidas saludables de alimentación y bienestar emocional

Los expertos instan a filtrar el agua, a no usar sartenes de teflón, evitar los disfenoles, el poliéster y los envases de plástico

La población española envejece. En España hay 8 millones de personas con más de 65 años, pero en 2050 esta franja de edad será el 25 % de la población. La Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad (SEMAL) acaba de celebrar en Madrid su XIV Congreso Internacional y las conclusiones son muy claras: el peso de la genética en la vida de una persona es sólo del 30%, el resto le corresponde a su tipo de vida.

La subdirectora general de Salud y Epidemiología, Elena Andradas, fue muy rotunda durante su intervención en el congreso: entre el 40 y el 70 % de las enfermedades que se manifiestan con la edad se podrían prevenir con el tipo de vida. De hecho, las enfermedades crónicas mejoran cuando se disminuye el tabaco, el alcohol y se adoptan hábitos de vida saludable, de ahí la importancia de trabajar por adoptar medidas que sean positivas para la salud y el bienestar emocional.

La Dra. Ascensión Marcos destacó la importancia de la Medicina Preventiva en la Medicina Antienvejecimiento y se centró en la microbiota y en la necesidad de una buena salud de la flora intestinal como elemento crucial para evitar muchas enfermedades.

RESTRICCIÓN CALÓRICA = +VIDA

El profesor Jesús Román lamentó la pérdida de la dieta mediterránea por parte de la población y la necesidad de retomarla por ser el sistema de alimentación más completo y saludable que conocemos. Reinald Pamplona, por su parte, apeló a la importancia del aceite de oliva para mantener unos niveles óptimos, y recordó que restringir la cantidad de kilocalorías alarga la vida. En este sentido, apeló al truco infalible de evitar comer hasta la saciedad.

En la mesa de Tiroides, Nicolás Olea alertó de los perjuicios que ocasionan las botellas de plástico reutilizadas en la salud, algo que se debe evitar a toda costa, al igual que las sartenes de teflón. Junto a los cosméticos, plástico y teflón cuentan con elementos que están autorizados de manera individual, pero que cuando se combinan generan sustancias de mucha toxicidad, que son muy perjudiciales para el organismo.

Otros elementos muy nocivos para la salud son el poliéster de la ropa que llevamos encima de nuestra piel y los bifenoles, que están prohibidos en Francia. El bisfenol A es un producto químico utilizado para fabricar todo tipo de plásticos policarbonatos, latas de alimentos o bebidas, recibos de compra, extractos bancarios, CDs e incluso biberores. Su presencia diaria en la vida cotidiana es tan habitual que un estudio del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades ratificó que más del 90 % de los estadounidenses tienen en su organismo trazas de esta sustancia, aunque esté por debajo de la dosis diaria tolerable.

Otra recomendación importante es la de no calentar plásticos ni fiambreras en el microondas y la de evitar las tazas de plástico o papel cartón con líquido caliente. También se puso de manifiesto que hay muchos pesticidas en la dieta y que es necesario filtrar el agua que bebemos del grifo porque aunque supere los umbrales de potabilidad, circula por tuberías que le impregnan hierro, aluminio, plomo y mercurio, entre otros elementos. Y conviene recordar que estos metales son factores causales de enfermedades como el Parkinson, esclerosis múltiple o el autismo.

ALCOHOL CON MODERACIÓN

Los investigadores siguen insistiendo en que es positivo tomar alcohol en cantidades moderadas, porque sube el colesterol bueno y no perjudica la diabetes tipo 2. Así, una o dos copas de 150 mililitros tendrían un efecto positivo para el organismo, según destacó Arturo Fernández-Cruz.

Los expertos se refirieron también a la epigenética y alertaron de que el medio ambiente tiene una alta incidencia en su evolución, algo que explica la aparición de alteraciones idiopáticas en algunas personas, de ahí que no pueda ser muy predecible.

En líneas generales, los expertos y científicos recordaron a la población la importancia de cuidarse y adoptar nuevas medidas de prevención que preserven la salud, con decisiones individuales en la dieta y el medio ambiente que refuercen la ausencia de apoyo por parte de las autoridades sanitarias, más centradas en campañas para que la población deje de fumar, que obviamente son también importantes. Para estar bien y vivir mejor es fundamental llevar una alimentación sana, evitar el estrés y hacer un esfuerzo a través de hábitos de vida saludables para que un entorno cada vez más hostil y contaminante nos haga el mínimo daño posible.

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies