30 minutos al día de ejercicio podrían prevenir una de cada 12 muertes y casi uno de cada 20 casos de enfermedad cardiovascular

Un estudio publicado en «The Lancet» muestra que con solo 30 minutos de actividad física durante cinco días a la semana podría prevenirse una de cada doce muertes y uno de cada veinte casos de enfermedad cardiovascular. Para ello no es necesario ir al gimnasio, ya que bastaría con la rutina, como ir caminando al trabajo, subir escaleras y prescindir del ascensor o hacer las tareas domésticas.

Los datos se han obtenido tras analizar los hábitos de vida de estudio más grande realizado sobre la de actividad física de 130.000 personas en 17 países. Y la conclusión resulta meridiana: 30 minutos de actividad física cinco días a la semana (150 minutos a la semana) se asocia con un menor riesgo de muerte y enfermedad cardiovascular. Aun más, si se es más activo, 750 minutos a la semana, el riesgo es todavía menor. Los autores de la investigación encontraron que el beneficio cardiovascular era más sencillo de conseguir para aquellos que desarrollaron su actividad física en su día a través del transporte activo, el tipo de trabajo o el trabajo doméstico.

El estudio no hace sino confirmar a escala mundial que la actividad física está asociada con un menor riesgo de mortalidad y enfermedades cardiovasculares (incluyendo la muerte por enfermedad cardiovascular, ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardíaca), independientemente del país de origen del individuos, de otros factores de riesgo, el tipo de actividad física y si la actividad es para el ocio o si se hace como parte del transporte diario, en el trabajo o en el domicilio.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo y una gran carga económica a nivel mundial. Se estima que el 70% de las muertes por enfermedades cardiovasculares ocurren en países de ingresos bajos y medianos, donde es la causa de muerte más común.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos de 18 a 64 años realicen al menos 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada a lo largo de la semana, así como ejercicios de fortalecimiento muscular al menos dos días a la semana. Pero los datos indican que casi una cuarta parte (23%) de la población mundial no está cumpliendo con estas recomendaciones.

No en el tiempo libre

Hasta ahora, la mayoría de las investigaciones realizadas sobre los beneficios de la actividad física se ha centrado generalmente en los países de ingresos altos, mientras que la investigación en los países de ingresos bajos y medianos ha sido limitada. Asimismo, los estudios también se centran en el ejercicio en el tiempo libre, que es menos común en los países de bajos ingresos.

«Caminar casi todos los días 30 minutos tiene un beneficio sustancial», destaca Scott Lear, de la Universidad Simon Fraser Sciences y Fundación Heart & Stroke en la Investigación de Prevención Cardiovascular en el Hospital St. Paul en Canadá. Lear subraya que hacer ejercicio físico está al alcance de todas las personas, mientras que otras intervenciones, «como los medicamentos genéricos y el consumo de frutas y hortalizas, a menudo están fuera del alcance de muchas personas en los países de ingresos bajos y medios». La actividad física, subraya, «representa un enfoque de bajo coste para prevenir las enfermedades cardiovasculares y nuestro estudio proporciona pruebas sólidas para apoyar las intervenciones de salud pública con el fin de aumentar cualquier forma de actividad física».

En el estudio, 130.843 participantes de edades comprendidas entre los 35 y los 70 años procedentes de zonas urbanas y rurales de 17 países de distintas regiones del mundo completaron cuestionarios sobre sus niveles de actividad física. Además, los investigadores recogieron datos relacinados con la situación socioeconómica, elestilo de vida, antecedentes clínicos, antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, peso, estatura, medidas de cintura y cadera y presión arterial. También completaron un cuestionario sobre los tipos de actividad física que completaron durante una semana típica, que los investigadores utilizaron para calcular sus niveles medios de actividad.

Los hallazgos sugieren que, si toda la población cumpliera con las pautas de actividad física, se podría prevenir el 8% de las muertes (equivalente a alrededor de uno en 12 casos) y el 4,6% de los casos de enfermedad cardiovascular (casi uno de cada 20 casos). Además, si toda la población fuera muy activa (más de 750 minutos de actividad física a la semana), se podría prevenir el 13% de las muertes (alrededor de uno de cada 8 casos) y el 9,5% de los casos de enfermedad cardiovascular (alrededor de uno de cada 10).

En general, cuanto más actividad una persona hizo menor su riesgo de mortalidad y enfermedad cardiovascular. Además, no hay más riesgos asociados con niveles extremadamente altos de actividad física (más de 2500 minutos por semana, hasta a 17 veces la cantidad de la guía de actividad física).

Finalmente, los autores recomiendan construir la actividad física en su estilo de vida diario para alcanzar niveles más altos y reducir el riesgo tanto como sea posible.

Fuente: www.abc.es

Desarrollado por MarketingPublicidad.es

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies